Si actualmente te encuentras pagando un crédito hipotecario y tienes algún excedente de dinero por el pago de utilidades o bonos en la empresa que laboras, o porque simplemente tienes un ingreso excepcional en el mes, y no tienes una idea de una inversión sólida y rentable, te recomendamos que pongas en primer lugar la amortización parcial o total de tu crédito hipotecario.

¿A qué nos referimos con una idea de inversión sólida y rentable? Lo concreto es que si el excedente de dinero con el que cuentas, lo ahorras “bajo tu colchón”, la rentabilidad de ese dinero es del 0% y con un riesgo muy alto. Pero, ¿si lo ahorras en un banco?, un banco en una cuenta de ahorro te ofrece del 1% al 4% de tasa efectiva anual, una cuenta a plazo fijo te puede dar un interés de hasta el 7% anual. Si quieres arriesgar más para tener una mejor tasa, puedes invertir tu dinero en fondos mutuos o la bolsa de valores, donde puedes obtener ganancias superiores al 7% anual, recalcando el riesgo que esto conlleva.

Ahora sí, retomando el tema del crédito hipotecario, estos manejan plazos de hasta de 30 años, tiempo en el cual estarás pagando intereses al banco en su totalidad, de tal manera que al finalizar el préstamo, tranquilamente habrás pagado el precio de hasta 3 departamentos, esto considerando que los bancos ofrecen una tasa efectiva anual entre el 7% y 10%. ¿Suena mucho dinero no? es por este motivo que te recomendamos que amortices tu préstamo.

Supongamos que te decidiste a amortizar parcialmente tu crédito hipotecario, ahora viene la pregunta, ¿me conviene más amortizar plazo o cuota? El primero te reduce el total de años a pagar tu crédito y el segundo reduce tu cuota de manera mensual. En ambos casos el ahorro o reducción de los intereses se hará efectiva, pero ¿Dónde generas más ahorro? En la amortización de plazo.

Para que tengas una idea real, solo debes de acercarte al banco donde tienes tu crédito hipotecario y solicitar una corrida con la amortización que realizarías, de esa manera sabrás cuánto dinero estaría ahorrando y podrás contrastar el ahorro que generarías versus la ganancia de la inversión que tienes en mente.

Ir arriba